El pasado mes de marzo, en el transcurso de una reunión conjunta de todos los actores, INSECTALIA hizo entrega en el CIDAF de ejemplares de Tenebrio Molitor , una selección de larvas a las que se les ha venido dando salvado de trigo, tomate cherry y pepino.

De igual modo, el guano tamizado también fue entregado en el centro de investigación. Ahora, es el CIDAF quien sigue avanzando en la investigación, evaluando la idoneidad de los subproductos de estos frutos y analizando la calidad nutricional, digestabilidad, potencial funcional y estabilidad de las harinas obtenidas. Además, se va a caracterizar el perfil nutricional y la actividad bioestimulante y bioplaguicida del guano con la finalidad de valorizarlo y emplearlo como fertilizante ecosostenible.

Una vez obtenido, se aplicará en cultivos ecológicos y se estudiarán las mejoras en su desarrollo y en la calidad organoléptica de los frutos obtenidos. Tenebrio Molitor tiene un 50,1% de proteína, un 36,8% de grasa y un 43,6% de ácido oleico.

Por Agronegocios vía agronegocios.es.